La Agricultura y el Cambio Climático

¿Sabías qué…?

  • El sector agrícola de Estados Unidos produce aproximadamente $300 mil millones por año en los productos básicos.
  • Las hierbas malas causan las pérdidas más grandes en la producción agrícola global (34%), seguido por los insectos (18%) y las enfermedades (16%).

Las plantas requieren dióxido de carbono para crecer y no podrían sobrevivir sin él. Sin embargo, el calentamiento global como consecuencia del aumento de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera hará que sea más difícil para que los agricultores cultiven y críen animales en algunos lugares. El cambio climático impacta a la agricultura directamente a través de los cambios en la frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos, e indirectamente a través de la difusión de los factores de estrés tales como hierbas malas, enfermedades y plagas de insectos.

Precipitaciones más intensas y más frecuentes pueden dañar las raíces de plantas y erosionar los suelos, que puede prevenir que los cultivos crezcan. Los eventos de inundaciones extremas también dañan los cultivos y reducen los rendimientos. Por ejemplo, una inundación a lo largo del río Misisipi en el 2008 que se produjo justo antes del período de cosecha para muchos cultivos causó un estimado de $8 mil millones en pérdidas para los agricultores

Los cultivos tienden a crecer más rápido en temperaturas más cálidas, lo que reduce la cantidad de tiempo que las plantas tienen para crecer y madurar. Esto puede reducir el rendimiento de los cultivos cuando los suelos no son capaces de proporcionar nutrientes al ritmo necesario para las plantas que cercen tan rápido. El exceso de calor junto con la sequía en algunas zonas es también un desafío, ya que la reducción en la disponibilidad de agua hace que sea más difícil mantenerse al día con las demandas de agua de algunos cultivos.

La producción agrícola en los Estados Unidos también se ve afectada en gran medida por las hierbas malas, insectos y enfermedades. Solamente el control de las hierbas malas le cuesta a los EE.UU. más de $11 mil millones por año. Un clima con temperaturas más cálidas, condiciones más húmedas en algunos lugares, y niveles de dióxido de carbono más elevados incrementará la presencia de hierbas malas, plagas y hongos que se desarrollan en estas condiciones. Por ejemplo, la plaga del taladro del maíz ha aumentado sus tasas de reproducción en el norte y el sur del Cinturón de Maíz debido a las temperaturas más altas en el invierno y el verano.

Las disrupciones del clima a la agricultura, incluyendo los impactos de eventos meteorológicos extremos y la propagación de los factores de estrés, han aumentado en los últimos 40 años y se prevé que sigan aumentando para mediados de siglo y más allá. Es importante que los agricultores entiendan cómo el cambio de los patrones climáticos puede afectar sus operaciones para que puedan desarrollar estrategias de adaptación para satisfacer las demandas agrícolas.

Fuentes:

  • Melillo, Jerry M., Terese (T.C.) Richmond, and Gary W. Yohe, Eds. 2014. Climate Change Impacts in the United States: The Third National Climate Assessment. Washington: U.S. Global Change Research Program. http://nca2014.globalchange.gov/.
  • US EPA. 2015. "Climate Impacts on Agriculture and Food Supply." Accessed October 14. http://www3.epa.gov/climatechange/impacts/agriculture.html

 

HEAR MORE FROM NEEF