Volunteers at a Danbury, CT event
©

Impactos del Cambio Climático en los Parques Nacionales

¿Sabías que los Estados Unidos fue el primer país en crear un parque nacional? El parque nacional de Yellowstone, creado en 1872 por el presidente Ulysses S. Grant, fue el primer parque nacional en el mundo. El sistema de parques nacionales de los EE.UU. tiene 412 áreas cubriendo más de 84 millones de acres en cada estado y territorio. Los parques nacionales sirven como refugios para la vida silvestre, proporcionan aéreas de recreación para los seres humanos, y preservan las áreas naturales para generaciones futuras. Por desgracia, muchos de nuestros parques nacionales emblemáticos están siendo impactados por el cambio climático y condiciones extremas del tiempo. Éstos son sólo algunos ejemplos:

Parque Nacional de Yellowstone: Las temperaturas más altas en Yellowstone han causado una reducción en las capas de nieve, derretimiento temprano de la nieve y niveles irregulares del agua en los ríos y arroyos. Los glaciares de las montañas se están reduciendo en tamaño y las condiciones más cálidas han resultado en un aumento de la frecuencia de los incendios forestales en el parque.

El cambio climático también puede ser un factor en la propagación del escarabajo del pino de montaña, que ataca los pinos de corteza blanca que dominan los bosques en las elevaciones más altas. Debido a la deforestación del escarabajo, el 46 por ciento de los pinos de corteza blanca en Yellowstone perecieron en el 2009. La pérdida de los pinos de corteza blanca tiene un efecto dominó: los osos pardos dependen de las semillas de los pinos de corteza blanca para prepararse para la hibernación. La disminución de esta fuente de alimentos ha dado lugar a un mayor número de interacciones y problemas entre los osos pardos y los seres humanos. El resto de la fauna también está sintiendo los impactos – la disminución de la capa de nieve y los veranos más cálidos son una amenaza para la trucha de agua fría nativa, afectando las temporadas de pesca en el parque.

Parque Nacional de Yosemite: Mientras las temperaturas se calientan, el derretimiento de la capa de nieve de la Sierra está ocurriendo más temprano. El glaciar Lyell y otros glaciares se están reduciendo. Las precipitaciones de invierno han estado cayendo en forma de lluvia en vez de nieve. Los animales que viven en las altas elevaciones, como las picas, están experimentando una reducción de su rango, mientras que las especies de latitud baja están ampliando sus rangos hacia arriba. La supresión de los incendios también ha cambiado la densidad de los bosques y la composición de las especies, remplazando árboles tolerantes a fuego con árboles sensibles al fuego. El aumento en la densidad de los bosques incrementa la mortalidad de los árboles debido a la sequía, ya que un mayor número de árboles conduce a la competencia por la humedad del suelo. Las altas temperaturas y la sequía aumentan el riesgo de incendios forestales, como el fuego RIM, que ha consumido más de 250.000 acres de bosque con un costo estimado de 113 millones de dólares.

Parque Nacional Acadia: Acadia tiene niveles de ozono del suelo que exceden los estándares de la calidad del aire. Temperaturas más altas promueven la formación de ozono en la zona. El ozono, un irritante respiratorio que puede afectar la salud de los turistas y de los animales en el parque, se sabe que reduce el crecimiento del pino blanco según lo sugieren los anillos tomados de los árboles. El parque también ha experimentado una temporada más corta de invierno que afecta la capa de nieve y la nieve derretida, lo cual tiene un efecto directo en los ecosistemas y las actividades turísticas. En el siglo pasado, la cantidad de lluvia y tormentas intensas han aumentado más del 60 por ciento en el noreste, afectando las calles, senderos y caminos únicos de transporte. Los caminos de transporte fueron construidos bajo la supervisión de John D. Rockefeller y son importantes para la historia del parque. Acadia es también un punto caliente para la deposición atmosférica de mercurio y la acumulación. El mercurio puede ser encontrado en todos los niveles de la cadena alimenticia y puede conducir a tasas de crecimiento más lentas en especies como la golondrina bicolor.

Parque Nacional de las Montañas Rocosas: Inviernos más templados en el Parque Nacional de las Montañas Rocosas están poniendo presión sobre la fauna de tiempo frio. Los lagópodos coliblancos dependen de la nieve profunda para sobrevivir y debido a las primaveras tempranas y más cálidas, sus crías están naciendo antes. Crías prematuras son vulnerables a suministros bajos de alimentos y cambios en temperatura, que se ha traducido en una disminución de la población. Aumento en las temperaturas también presentan una amenaza para las flores silvestres en el parque por el impacto en la fecha de la temporada de floración. Al igual que otros parques, el Parque Nacional de las Montañas Rocosas ha visto cambios en la distribución de especies debido a temperaturas más altas. Por ejemplo, el abeto de Douglas de elevaciones bajas ha sido documentado en elevaciones más altas.

 

Fuentes:

  • Finley, B. 2010. Colorado Scientist Study Ptarmigans as Bellwethers of Climate Change. Accessed Apirl 16, 2016. denverpost.com/ci_15936268
  • Greater Yellowstone Coalition. Climate Report: Restoring Greater Yellowstone Coalition. Accessed September 20, 2013. greateryellowstone.org/issues/climate/Feature.php?id=315
  • Guarín, A. and A.H. Taylor. 2005. Drought Triggered Tree Mortality in Mixed Conifer Forest in Yosemite National Park, California, USA. Forest and Ecology Management 218:229-244.
  • Harris, T.B., N. Rajakaruna, S.J. Nelson, and P.D. Vaux. 2012. Stressors and Threats to the Flora of Acadia National Park, Maine: Current Knowledge, Information Gaps, and Future Directions. The Journal of the Torrey Botanical Society 139(3):323-344.
  • Logan, J.A. and W.W. MacFarlane. 2010. Beetle Devastates Yellowstone Whitebark Pine Forests. Accessed April 19, 2016. actionbioscience.org/environment/loganmacfarlane.html
  • Moritz, C., J.L. Patton, C.J. Conroy, J.L. Parra, G.C. White, S.R. Beissinger. 2008. Impact of a Century of Climate Change on Small-Mammal Communities in Yosemite National Park, USA. Science 322(10):261-264.
  • National Park Service. 2016. Air Pollution Impacts. Accessed April 16. nature.nps.gov/air/Permits/aris/acad/impacts.cfm
  • National Park Service. 2016 Climate Change and the Red Cheek Salamander. Accessed April 16. nps.gov/grsm/photosmultimedia/climate-video1.htm
  • Pederson, Gregory T., Julio L. Betancourt and Gregory J. McCabe, 2013, “Regional patterns and proximal causes on the recent snowpack decline in the Rocky Mountains, U.S.,” Geophysical Research Letters, 40:1-6
  • Public Broadcasting Service. 2009. America’s Best Idea. Accessed April 16, 2016. pbs.org/nationalparks/history/ep1/
  • Schaming T. Importance of Whitebark Pines and Clark’s Nutcrackers in Western Ecosystems. Accessed April 16, 2016. americanforests.org/our-programs/endangered-western-forests/importance-of-whitebark-pines-and-clarks-nutcrackers-in-western-ecosystems/
  • Wilmers, C.C. and W.M. Getz. 2005. Gray Wolves as Climate Change Buffers in Yellowstone. PLoS Biol 3(4): e92
  • Yosemite Association. 2006. Climate Change and Fire in Yosemite National Park. Yosemite 68(3): 3-5 pp.
HEAR MORE FROM NEEF