Basura generada durante las fiestas navideñas

Esta temporada de fiestas de dar, recibir, festejar y decorar puede venir con una carga adicional— ¡o sea la carga de la basura! Se estima que en los días entre Acción de Gracias y Año Nuevo, la cantidad de basura que se produce en los Estados Unidos aumenta en un 25%—esto es cerca de un millón de toneladas extra de basura cada semana. Cada año, los estadounidenses tiran en la basura:

  • 38,000 millas de cinta, o lo suficiente como para envolver todo el planeta (y dejando algo para el lazo);
  • El equivalente a $11 billones de dólares en material de empaque;
  • 15 millones de árboles de Navidad usados.

Cuando se desecha todo este material, producto de las fiestas, puede ser dirigido a los vertederos de basura, donde lejos de hacer las cosas más alegres y brillantes, sufre una descomposición bacteriana, que produce "gases de vertedero": una mezcla predominantemente de gases de efecto invernadero, incluyendo el metano, dióxido de carbono y vapor de agua.  El metano en particular, hace reposar el gas de vertedero — los vertederos son la tercera mayor fuente de emisión de metano relacionadas con humanos en los Estados Unidos. El metano, un gas de efecto invernadero, con un impacto en el cambio climático más de 25 veces mayor que el del dióxido de carbono, es el segundo gas más frecuente de efecto invernadero emitido en los Estados Unidos por la actividad humana.  El dióxido de carbono, el otro ingrediente importante en los gases de vertedero, es el primero.

Este año, considere la posibilidad de probar una nueva forma de celebrar la temporada navideña para ayudar a reducir los desechos de las fiestas:

  • Dar un regalo que no necesite ser envuelto— ¡una experiencia! Ofrezca llevar a los amigos o la familia a un viaje a una tierra pública, u ofrezca pagar la entrada a un parque nacional, estatal o local que usted sabe ellos disfrutarían. (Para ser extra ahorrativos, revise una lista de todos los días federales de cuota gratis del 2016.)
  • Cada año, se estima que 2.6 millones de tarjetas de Navidad se venden en los EE.UU., o lo suficiente como para llenar un campo de fútbol de 10 pisos de altura. En lugar de una tarjeta tradicional, considere una tarjeta electrónica o una llamada por teléfono a los amigos y familiares.
  • Cuando compre los alimentos de las fiestas, decoraciones, y regalos, utilice bolsas de compra reutilizables. Estas pueden ser más fuertes que las bolsas tradicionales de un solo uso,  así protege sus compras y reduce la cantidad de papel y plástico distribuido por los proveedores.
  • Para una etiqueta de regalo llamativa, corte la parte delantera de las tarjetas navideñas que recibió en el año anterior. El frente decorativo de la tarjeta embellecerá su regalo, y usted puede escribir el nombre del destinatario en el lado en blanco.
  • Ahorre en papel de regalo reutilizando pedazos intactos del año anterior, u optando por un material más duradero que pueda utilizar una y otra vez, como una bolsa de tela.
  • Una vez que es hora de empacar las decoraciones, deje de lado su árbol de Navidad para su reciclaje. En muchas áreas se recolectan árboles en las primeras semanas después de Navidad para ser utilizados como mantillo acolchado para la conservación del agua y el control de la maleza.

Fuentes:

HEAR MORE FROM NEEF