Las Tendencias de las Tormentas de Invierno para los Estados Unidos

Fuertes tormentas de nieve tienen la capacidad de paralizar ciudades, causar cortes de electricidad y causar miles de millones de dólares en pérdidas económicas. Por ejemplo, la Ventisca del Día de la Marmota del 2011, que afectó a varios estados del centro, este y noreste, resultó en un costo estimado de dos mil millones de dólares y 36 víctimas humanas.

A medida que nos adentramos en las temporadas de otoño e invierno, usted puede estarse preguntando si Estados Unidos está experimentando menos de las grandes tormentas de invierno hoy de lo que hacía en el pasado. ¿La respuesta? Es complicado. Incluso en un mundo en calentamiento, eventos de nevadas extremas continuarán ocurriendo. El aumento del termostato de nuestro planeta ha alterado la tasa global de precipitación y el aumento de la cantidad de precipitación de invierno que cae en forma de lluvia en vez de nieve. Pero mientras que el total de las nevadas puede estar disminuyendo, los científicos también han descubierto que hubo el doble de las tormentas de nieve extremas en el último medio siglo comparado a la ocurrencia en el medio siglo anterior.

La Evaluación Nacional del Clima delinea varias tendencias en las tormentas de invierno y nevadas en los Estados Unidos:

  • Las tormentas invernales han aumentado en frecuencia e intensidad en el hemisferio norte desde 1950, y las trayectorias de las tormentas se ha desplazado ligeramente hacia los polos.
  • Durante el siglo pasado, las tormentas de nieve muy fuertes han aumentado en número en las partes este y norte de los Estados Unidos; sin embargo, en una escala de tiempo más pequeña (los últimos 15 años), las tormentas de nieve muy fuertes han disminuido en frecuencia para la misma zona.
  • El total de nevadas ha disminuido en las regiones sur y oeste de los Estados Unidos, aumentado para el norte de las Grandes Planicies y los Grandes Lagos, y no ha cambiado en áreas como la Sierra Nevada.
  • Inviernos con mucha nieve han disminuido en frecuencia para la mayoría de las regiones en los últimos 10 a 20 años, con la excepción del noreste, que ha visto un número normal de este tipo de eventos.
  • El manto de nieve ha disminuido en el hemisferio norte, en parte debido a las temperaturas más altas.

Fuentes:

  • Melillo, Jerry M., Terese (T.C.) Richmond, and Gary W. Yohe, Eds. 2014. Climate Change Impacts in the United States: The Third National Climate Assessment. Washington: U.S. Global Change Research Program. http://nca2014.globalchange.gov/.
  • NOAA. 2008. Winter Storms: The Deceptive Killers. Washington: US Department of Commerce. http://www.nws.noaa.gov/om/winter/resources/Winter_Storms2008.pdf,
  • NOAA. 2015. "Billion-Dollar Weather/Climate Disasters." Accessed September 15 http://www.ncdc.noaa.gov/billions/.
HEAR MORE FROM NEEF